Variable Latinoamérica
Variable Latinoamérica

Los colores son capaces de “expresarte” cosas a través de su lenguaje

Los colores son capaces de “expresarte” cosas a través de su lenguaje

Aunque no nos demos cuenta, los colores forman gran parte de nuestro día a día, e incluso definen ciertos aspectos de nuestra vida como la percepción, nuestro estado de ánimo y las proporciones de los espacios en donde nos movemos.

Pero para entender el lenguaje de los colores es preciso conocerlos primero y entender los conceptos que los definen, como por ejemplo, entender que ellos no están en los objetos en sí sino que se manifiestan en estos a través de la luz.

Los colores se dividen en “cálidos” y “fríos”, los cuales encierran características muy específicas y nos pueden definir a nosotros, a los materiales y espacios precisamente por su precisión y aspectos particulares.

Según algunos especialistas, la separación entre ambos, se puede observar mediante el conocido círculo cromático, que va desde el amarillo-verde hasta el rojo-violeta. Por lo que, el lado de los rojos y amarillos representan a los cálidos y el resto (azul y sus mezclas) son los fríos.

Si se estudia el “idioma” de estos colores, los cálidos siempre dan una sensación de cercanía, además de que tienen la capacidad de estimular a los seres humanos. Ante tus ojos, es posible que veas que las cosas de este color tienen más movimiento.

Incluso muchos terapeutas los recomiendan y los consideran “vitales” en espacios como salas de estar, cocinas, entre otros, ya que brindan alegría, y le permiten a los seres humanos mantenerse activos, animados, y llenos de emoción.

Por otro lado, los tonos más fríos tienen el efecto contrario a los cálidos, y son recomendados para habitaciones y espacios destinados a la relajación. Expertos aseguran que dan una sensación de distanciamiento.

Asimismo, los conocedores de esta ciencia describen estos colores como calmados, de reposo, que dan un efecto de poca intimidad y tristeza, que son perfectamente combinables con los tonos cálidos para dar un efecto de amplitud en un lugar.

Referente a esto, las teorías señalan que si pintas un dormitorio con colores cálidos y oscuros, es posible alterar nuestra percepción y hacer que luzca más grande. ¿Cómo? Pues es necesario que se hagan trazos siempre horizontales sobre las paredes.

En resumen, el color rojo está asociado más a la vitalidad, la intensidad y la excitación, el tono naranja se relaciona a la creatividad, la diversión y el entusiasmo, mientras que el amarillo está vinculado a la fuerza, el verde a al equilibrio y la frescura, mientras que el azul a la limpieza y la serenidad.

Te invitamos a conocer nuestro nuevo dispositivo !

Color Muse & App

Agenda una cita o demo